Errores a evitar en tu declaración trimestral de IVA (II parte)

Errores a evitar en tu declaración trimestral de IVA (II parte)

Ya no queda nada para que el cierre del ejercicio 2018 se haga efectivo: solo nos resta presentar el IVA del cuarto trimestre y la liquidación del I.V.A. anual, modelo 390 mediante. Nuestros clientes son unos gestores extraordinarios: llevan al día la contabilidad y los asientos, de modo que existan errores en la declaración trimestral, después de años trabajando con nuestro sistema de gestión de la contabilidad para pymes y autónomos Ibiza, es un rara avis.

>> ¿Quieres conocer nuestro método sin ningún compromiso? A tu disposición.

Puede que tú trabajes bajo tu propio método o que en tu asesoría en Ibiza te ayuden en la gestión. Todos podemos cometer errores porque somos humanos. Eso sí, hay que identificarlos lo más rápido posible ya que, para estar al corriente con la Agencia Tributaria, el tiempo corre en contra nuestra.

Y es que los errores en la liquidación de IVA te pueden salir muy caros. Y no solo hablamos de sanciones, como vimos en la primera parte de errores a evitar en la declaración trimestral del IVA.; si no computas adecuadamente cada partida, puedes estar pagando de más a Hacienda.

Creo que ahora ya os hemos convencido sobre por qué revisar la contabilidad puede ser el mejor tiempo invertido en tu empresa. Ha llegado el momento de ir un poco más allá y daros algunas nociones sobre cuáles son los errores que se comenten al presentar el IVA, pero hoy enfocado al modelo 390 de liquidación anual del IVA.

Errores a evitar en la declaración del IVA anual

Si aplicas el SII no tienes que presentar el modelo 390

Así es. Si en tu empresa ya trabajáis bajo el sistema de Suministro de Información Inmediata, entonces no tienes por qué presentar el modelo 390. Aquella información que no consta en tu comunicación con la Administración, la obtiene de la liquidación del último periodo.

Facturas por contabilizar

En contabilidad siempre hay dos partes, y ambas deben mostrar la misma información. Aunque no siempre sucede así. No es la primera ni la segunda ocasión en las que al revisar la documentación encontramos que hay albaranes y pedidos que no tienen la correspondiente factura.

En el top 3 de ausencias en facturación:

  • El albarán de un proveedor que no está debidamente adjuntado a la factura
  • Duplicado de facturas
  • Huecos en las series de numeración de la facturación

Todas las facturas que se presentan cada trimestre, tanto si son recibidas como emitidas, deben tener fecha entre los días 1 y 31 del primer y último mes, respectivamente, del periodo que corresponda. Si no, no son válidas.

Te recordamos que emitir una factura para rellenar huecos si la otra parte no la recibe solo levanta los ojos de Hacienda. Del mismo modo, para contabilizar una factura dentro de un trimestre, tiene que tener fecha de este trimestre y no haberse pasado de fecha.

Libros de contabilidad que no coinciden

La segunda mayor pesadilla de cualquiera que lleve la contabilidad de una empresa. Nunca revisamos suficientemente los libros de contabilidad: el libro de facturas emitidas, el libro de facturas recibidas, el libro de los bienes de inversión de la empresa, y el libro de operaciones intracomunitarias si las realizamos y si no están incluidas en los libros anteriores.

El ojo humano se acostumbra a lo que ve, y cuando hay huecos, el cerebro nos lo rellena automáticamente, sin que nosotros lo notemos.

Por ello recomendamos siempre que sean dos personas diferentes en dos momentos asíncronos quienes realicen la revisión de los libros de empresa. El refranero es muy sabio: cuatro ojos ven más que dos.

La cuenta 555

Se trata de un apartado que se utiliza para aquellas partidas que no se sabe cómo registrar en la contabilidad o que se han ingresado pero la factura no está contabilizada. Se trata de una cuenta crítica que tenemos que controlar al dedillo, ya que, si sufrimos una auditoría o una inspección de Hacienda, será uno de los elementos que más van a mirar.

Ausencia de coherencia entre el 390 y las liquidaciones trimestrales

Un descuadre entre el modelo 390 y las trimestrales casi con toda seguridad implique una inspección de la Agencia Tributaria. Ante la más mínima irregularidad en las cuentas presentadas, la libre se levanta.

Subsanar errores en la declaración del IVA

Si has incurrido en alguno de estos errores, tranquilo, que existen vías para solventar la brecha. La solución va a depender del resultado.

¿Cómo? Veámoslo.

  • Si tenías que pagar más de lo que has declarado, tu mejor opción es presentar una declaración complementaria.
  • Si el error arroja una cuenta de 0, bastará con presentar en Hacienda un escrito oficial para informar que has percibido el error y cuál ha sido.
  • En aquellos casos en los que has pagado más de lo que te correspondía, tienes que tramitar la devolución de ingresos indebidos.

¿Sientes que la cabeza te da vueltas? ¿Esto de la contabilidad no es lo tuyo? Tranquilo. Estamos a tu lado.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *