Cómo facturar a clientes extranjeros

Cómo facturar a clientes extranjeros

El verano es un sinónimo en Ibiza de turismo. Y el turismo implica aumentar las ventas. Muchas de estas ventas a turistas extranjeros reclaman factura para desgravarse gastos o computarlos a la empresa. ¿Cómo facturar a clientes extranjeros y computarlo en tu contabilidad? Este es el tema que vamos a abordar hoy.

Independientemente de la época del año, vender tus productos y servicios a clientes en el extranjero, y en el caso de los productos, hacer la entrega de la mercancía en el país del solicitante, tiene una serie de implicaciones en la facturación y tu contabilidad que tienes que conocer (aun cuando contrates los servicios de un asesor en Ibiza).

Cómo facturar operaciones intracomunitarias de prestación de servicios o venta de mercancía

Ya hemos hablado en otras ocasiones de cómo, según el tipo de intercambio entre empresas y particulares, la naturaleza del mismo, y el cliente al que se destina, se les aplica un tratamiento fiscal particular.

En los que a facturar a clientes extranjeros se refiere, casi toda la casuística se concentra en qué tipo de IVA se les aplica, y si hay que computarlo. De hecho, la duda de si hay que hacer factura con o sin IVA es una de las más recurrentes que nos llegan a la oficina de la gestoría en Ibiza.

Qué es una operación intracomunitaria

Las operaciones intracomunitarias son las actividades económicas que dos entidades realizan entre sí dentro de la Unión Europea. Así, cualquier relación comercial que suponga un intercambio de bienes o servicios a cambio de un valor que establezcamos con clientes de Francia, Alemania, Holanda, o aún Reino Unido, se consideran como operaciones intracomunitarias.

 

Para responder a esa pregunta, nos hemos de formular previamente otras dos: ¿Qué tipo de cliente es? ¿Proviene de cualquiera de los 28 estados de la UE (recuerda que Suiza no es miembro de la Unión Europea)?

Como facturar a una empresa cliente extranjera

Cuando se trata de una operación intracomunitaria, si el cliente es una empresa, para poder emitir la factura correspondiente, necesitas estar dado de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (recuerda, tienes que presentar o modificar el modelo 036, casillas 583 y 584).

Con este registro, te hacen entrega de tu número de NIF para el IVA intracomunitario, el cual tendrás que declarar a través del modelo 349, sin perjuicio de que también debas incluir las declaraciones del 303 y del 390.

La factura a las empresas clientes de la UE

Ahora que tienes todo en regla, ya puedes emitir la factura. En el caso de que ésta se genere por la prestación de un servicio profesional, no hay que añadir el IVA siempre y cuando estés dado de alta en el ROI.

Entonces, ¿quién paga el IVA?

Será el empresario que ha recibido el servicio (y la factura) quien, siguiendo las normas fiscales de su país, habrá de pagar el impuesto correspondiente.

Ojo, porque, aunque tu cliente sea extranjero, si el servicio se presta en territorio español, y está relacionado con la actividad inmobiliaria, los transportes, o la restauración, entonces sí tienes que incluir el IVA y registrarlo adecuadamente en tu contabilidad (liquidaciones incluidas – modelos 303 y 390).

Cuando la relación contractual exija la entrega de bienes o productos en el país de origen del cliente, entonces la factura no debe incluir el IVA. El impuesto lo paga el cliente en su país, atendiendo a las normas de tributación de las importaciones y bienes.

Como facturar a cliente particular extranjero

Ahora bien, ¿cómo se hace una factura a un extranjero cuando es particular y no una empresa? Porque sí, también un particular te puede pedir que le emitas una factura. Y claro, ¿tiene que ir con IVA? ¿Sin IVA? ¿Vale la simplificada?

En aquellos casos en los que se trate de un servicio, y el cliente es intracomunitario (recuerda, dentro de la UE), a la hora de emitir la factura has de actuar igual que si fuera un cliente español, con los mismos datos y, por supuesto, el IVA que le corresponda.

También tendrás que hacer constar dicha “venta” a Hacienda a través de los modelos 303 y 390.

Importante. Atento a esta excepción que está vigentes desde 2015.

Si los servicios que prestas están relacionados con…

Telecomunicaciones

… Radiodifusión

… Televisión

… Electrónicos (comercio electrónico incluido)

… en tu factura debes incluir el IVA, sí, pero el del país de origen del cliente, con el tipo impositivo que corresponda siguiendo sus normas tributarias. La declaración de dicho IVA se realiza en el país de destino del servicio contratado.

Entonces, ¿cómo declaro yo ese IVA que he repercutido? Aquí está el meollo de la cuestión.

La Mini Ventanilla Única

La miniventanillaúnica del IVA (MOSS) es un régimen fiscal a nivel europeo que permite a los empresarios unificar la liquidación del IVA por operaciones intracomunitarias en varios países en un único país miembro de la UE.

Los servicios cuyo Impuesto sobre el Valor Añadido se pueden liquidar por esta vía son, entre otros:

  • Suministro de programas informáticos (interesante si tienes una empresa de software o desarrollo web)
  • Suministro de servicios de alojamiento de sitios web
  • El juego online
  • Los servicios que se consumen dentro del paraguas de la actividad de la formación a distancia.

¿Ventajas? Te olvidas completamente de darte de alta en cada uno de las administraciones tributarias de los estados de la UE con los que operas (a través de tus clientes).

Importante: se aplica las normas tributarias e impositivas del país en el que se presta servicio.

Dentro de la miniventanilla única existen dos régimenes a considerar cuando te das de alta:

Régimen interior de la Unión Europea, bajo el cual han de registrarse todas las empresas que tengan al menos una sucursal en un país de la UE.

Régimen exterior de la Unión Europea para aquellas empresas que no tienen ninguna sucursal en la UE ni se ha establecido en ella.

Para cumplir con tus obligaciones tributarias, tendrás que darte de alta como parte del Régimen Interior de la UE, marcando España en la casilla correspondiente como estado en el que solicitas el código de identificación. Después, a través del portal Mini Ventanilla Única (MOSS en sus siglas), podrás hacer la declaración del IVA de dichas facturas.

Cuando vendemos o entregamos un bien o producto, entonces la tributación del IVA es idéntica ya sea un cliente nacional o un cliente extranjero.

>> Sistema DIVA (Tax Free) en Ibiza

Las ventas online o a distancia a particulares

Cuando se realiza venta online o venta a distancia a un extranjero particular (no empresa) se aplica un Régimen Especial por el cual todas las ventas de menos de 35000 euros tributarán el IVA del país de origen, y las que los superen, el de destino.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *