Internacionalización: cómo comenzar a vender en mercados exteriores

Internacionalización: cómo comenzar a vender en mercados exteriores

Después de comprobar cómo facturas a los clientes y proveedores extranjeros, nos queda por ver cómo comenzar a vender en el mercado internacional. Muchos sois los empresarios que habéis hecho los deberes en los años de vacas flacas y estáis recogiendo ahora los réditos de aquella siembra.

Si has aumentado tu facturación y beneficio, existe una necesidad de tu producto o servicio más allá de Orión, y crees que tu mercado nacional ya no puede ofrecerte grandes curvas de crecimiento, quizás haya llegado el momento de actuar a mayor escala y comenzar a vender en el mercado exterior.

Cuidado, que el camino no es sencillo ni está libre de riesgo. Entender cuál es el camino óptimo para tu empresa requiere de profesionales que te asesoren en la internacionalización de tu empresa. Dichos especialistas puedes tenerlos en nómina, sumarlos a tu proyecto en puestos de nueva creación, o bien optar por un asesor independiente externo de internacionalización de empresas en Ibiza.

Claves del proceso de internacionalización de la empresa

Si te planteas empezar a vender en el mercado internacional tienes que prever claramente cuánta inversión vas a destinar. Porque llegar a mercados del exterior consume muchos recursos y los objetivos no siempre se cumplen en el corto plazo.

Ahora bien, lo que tienes que interiorizar a fuego es que no todos los productos y servicios que funcionan en tu mercado original son exportables a otros países.

Así las cosas, habrás de destinar una importante reserva de dichos recursos a investigar cuál de todos tus activos tienen mayor potencial en el mercado de destino.

A continuación, evalúa si el nivel de facturación y rentabilidad es suficiente para que te sea interesante dar el paso de vender en ese nuevo mercado.

Conocer previamente el mercado

Tanto si decides utilizar recursos internos como buscar colaboradores externos, hay algo a lo que no puedes renunciar si de verdad quieres tener éxito en la internacionalización de tu empresa: conocer el mercado al que vas a apostar.

Analiza con profundidad cada una de las variables internas del mercado que pueden impulsar o acortar la proyección de tu negocio. Esto incluye realizar un exhaustivo análisis sobre quiénes son los segmentos de clientes potenciales, qué limitaciones existen, cuáles son los mejores canales para construir un nuevo mercado, o quiénes son los competidores más directos y cuáles los competidores potenciales que puedes activar.

El coste de exportar bienes y servicios a mercados internacionales

¿Cuánto cuesta exportar? Esta es la pregunta clave que debes hacerte para conseguir equilibrar ingresos y gastos y analizar si es un mercado interesante para tus objetivos empresariales.

¿Dónde repercutir estos costes? Lo más habitual es hacer que el precio de venta del producto o servicio en el nuevo mercado incluye estos costes.

Éstos deben ser parte de todo el modelo de negocio que defina la empresa previamente al inicio de la internacionalización. En dicho documento se ha de contemplar, además, cuáles son las necesidades de financiación del proyecto, o las inversiones que se prevén realizar para abrirse un hueco en ese mercado.

Ventajas de vender en mercados internacionales para las empresas de Ibiza

Llegados hasta este punto, te platearás cuáles son las ventajas que te aporta a ti, como empresario, vender en el extranjero.

  • Con el conocimiento del proceso productivo y su potencial de beneficio, abren nuevas vías para incrementar ventas
  • Si cuentas con el equipo adecuado, reduces la inversión en empleados que den la talla al mínimo.
  • La venta online te posibilita alcanzar el mercado objetivo sin necesidad de tener una sede fija en dicho país.
  • Si los mercados son nuevos para nuestro producto, podremos sacar fácilmente el stock interior.
  • En épocas de crisis, la internacionalización puede llegar a salvar tu empresa.
No cometas estos errores en tus negocios internacionales
  • Lanzarte a un nuevo mercado sin tener un plan de exportaciones
  • Desconocer cuáles son los segmentos de cliente al que diriges tus acciones, cuáles son sus motivaciones, por qué no opta por un determinado servicio, etcétera.
  • Obviar que cada país tiene sus propias reglas de mercado que tienes que respetar.

Un último error, demasiado habitual en estos tiempos, es ningunear a los operadores locales y tomarlos como competencia cuando, en realidad, podrían ser nuestros aliados y puertas de entrada.

Busca alianzas estratégicas con agentes que tengan cierta implantación en dicho mercado y te será más sencillo conquistarlo.

Internacionalización y gestión tributaria

No podía faltar la tributación y las normas financieras que han de regir los destinos de la internacionalización de tu empresa.

Muchos empresarios entran en pánico cuando consultan con su asesor sobre cuáles son las obligaciones legales que implica exportar.

  • Si exportas a países de la UE. No tienes que pagar aranceles ni tasas a la importación. ¡Y evitas las comisiones y devaluaciones del cambio de moneda!
    • Debes solicitar la inscripción en el Registro de Operadores Intracomunitarios para simplificar algunas operaciones multinacionales.
    • Recoge en todas las facturas que se trata de una operación intracomunitaria.
    • No olvides presentar el modelo 349.
  • Para exportación a países que están fuera de la zona euro, es que no repercute el IVA, pero sí el impuesto de aduanas.

Ya tienes las claves para empezar a vender en el mercado exterior. Si aún tienes dudas, contacta con nosotros.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *