El Impuesto de Actividades Económicas

El Impuesto de Actividades Económicas

¿Eres autónomo o empresa? Tu actividad empresarial o profesional genera una serie de obligaciones que tienes que cumplir con la Hacienda Pública. Uno de ellos es el Impuesto de Actividades Económicas. En el artículo de hoy vamos a hacer una cirugía a este impuesto para que comprendas cómo funciona, cómo te afecta y cuánto te corresponde.

Toma buena nota, o si quieres desligarte de todas estas obligaciones fiscales y tributarias, contacta con una asesoría fiscal Ibiza y céntrate en tu negocio, lo más importante.

¿Qué es el Impuesto de Actividades Económicas?

El Impuesto de Actividades Económicas o IAE se trata de un impuesto directo por el que pagan tanto los autónomos como las sociedades mercantiles por su actividad empresarial o profesional.

Este impuesto no está sujeto al nivel de ingresos o al volumen de la actividad como el IVA o el IRPF. Así pues, se trata de un impuesto constante cuya cuantía depende únicamente del tipo de actividad que desempeñen. De ahí que, cuando te das de alta como autónomo, debas declarar en qué actividad vas a ejercer tu actividad económica/profesional.

¿Cómo sé si tengo que pagar el IAE?

¿Todos los empresarios tienen la obligación de pagar el IAE? No, aunque sí se ha de dar de alta en el correspondiente epígrafe. Estás exento de pagar el IAE si:

  • Tu sociedad está en los dos primeros años de actividad
  • Si ha superado los dos primeros años, pero no facturas más de un millón de euros al año.

De este modo, es muy habitual que los autónomos y pequeños empresarios, al no llegar a este mínimo, no han de presentar el impuesto.

Así pues, podemos decir que:

  • Si eres autónomo.
  • Si eres una persona jurídica.
  • Si eres una entidad sin personalidad jurídica como una Comunidad de Bienes ejerciendo actividades empresariales profesionales y artísticas.

Pero no si eres un ganadero dependiente, un agricultor, trabajas en el sector forestal o ganadera.

Los epígrafes del IAE

Ya hemos explicado en otros artículos que el epígrafe en el que se inscribe un profesional viene determinado por la actividad a la que se dedica.

>> Busca aquí tu epígrafe

Como sería infinito abordar todos y cada uno de los epígrafes, vamos a tratar de explicarlos de una forma sencilla en global.

Todos los epígrafes del IAE se engloban en una de estas tres categorías:

  • Es una actividad empresarial
  • Es una actividad profesional
  • o es una actividad artística

Puedes inscribirte en uno de los epígrafes o en varios. Es perfectamente válido y no supone ninguna duplicidad en los gastos, ya que tanto la cuota de autónomos como el modo de tributar se circunscribe al más alto de todos y con eso la Hacienda simplifica la gestión de las cuotas e impuestos.

El epígrafe del Impuesto de Actividades Económicas implica que debes elegir el modo de tributación fiscal. Por ahora, existen diversas fórmulas que varían en cómo realizan el cálculo:

  • Estimación directa
  • Estimación normal
  • Estimación simplificada
  • Estimación objetiva o por módulos

Hay que tener la precaución, si realizar tú todos los trámites, de revisar si tu epígrafe puede tributar en Estimación Directa u objetiva.

Recuerda que de ello van a depender tus obligaciones fiscales con Hacienda.

Cuánto se paga como Impuesto de Actividades Económica

Según el epígrafe en el que te inscribas, pagarás una cantidad del Impuesto de Actividades Económicas. Esta cantidad, depende, a su vez, de los siguientes factores:

  • Cuota mínima de la tarifa.
  • Coeficiente de ponderación sobre la cuota.
  • Coeficiente de situación, que lo marca el ayuntamiento según dónde se ubica el local o sede social.
  • Recargo provincial, que forma parte de la cuota y se calcula sobre la cuota ponderada.

Todo ello se suma para obtener la cuota total, que hay que pagar el 1 de enero del ejercicio siguiente.

Con ello, se ha de evaluar en qué ámbito se ha de pagar el tributo (ámbito local, provincial o estatal)

Los modelos para presentar el IAE

Para cumplir con Hacienda has de presentar el modelo 840 o el 848. Para el primero, se tiene de plazo desde el 1 de enero al 14 de febrero. El modelo 848 es algo más complejo, ya que nos sirve para el inicio de actividad, si vamos a darnos de baja temporal o total, si hay un cambio o si se fallece.

Del mismo modo, si superas el límite del millón de euros al año, deberás presentar el modelo 840 en el mes de diciembre. Esto es, para calcular el IAE de 2019 tienes que valorar el resultado del ejercicio de 2017, no de 2018.

En el caso de no llegar al millón, habrás de presentar el mismo modelo, pero ojo, hay que darse de baja en el mes de diciembre previo a la presentación.

¿Tienes ahora algo más claro qué es el Impuesto de Actividades Económicas y si estás o no exento de su pago? Entonces habremos conseguido nuestro objetivo.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *