Todo lo debes saber de los requerimientos de la Agencia Tributaria

Todo lo debes saber de los requerimientos de la Agencia Tributaria

La verdad es que si vemos las palabras “Agencia Tributaria” y “requerimiento” en la misma frase lo primero que hacemos es echarnos las manos a la cabeza y temernos lo peor. Pero no siempre tiene que ser motivo para temernos lo peor. Aquí os dejamos unas pautas para afrontar un requerimiento de Hacienda.

¿Qué es un requerimiento de Hacienda?

Los requerimientos de Hacienda, son notificaciones en las que la Agencia Tributaria nos solicita una documentación concreta. Normalmente esta documentación está relacionada con algún impuesto que hayamos declarado en el que Hacienda tiene datos diferentes y pide la información con el fin de aclarar este desajuste.

Lo primero, no debéis alarmaros ni entrar en pánico, suele solucionarse de manera casi inmediata al aportar la documentación solicitada. Aunque eso sí, es obligatorio contestar. Debes saber que un requerimiento lo recibirás mediante certificación electrónica o bien por correo certificado, y tendrás un plazo de 10 días hábiles (todos los días excepto sábados, domingos y festivos) para resolverlo. Pero ojo, que esos 10 días empiezan a contar desde que firmas el recibí.

Si tras dos intentos no consiguen localizarte, lo pondrán en el Boletín Oficial del Estado, teniendo de plazo 10 días desde la publicación del mismo.

Por todo ello, os aconsejamos anotar bien la fecha en la que lo recibes y no excederte en los plazos para evitar sanciones. Y si ya ha pasado la fecha… acércate a una oficina de la Agencia Tributaria, aunque si pasa el plazo y no se presentan alegaciones, la resolución es firme y no se puede revocar.

Como responder al requerimiento de Hacienda

Para contestar un requerimiento o aportar documentación relacionada con un documento recibido de la Agencia Tributaria a través de internet debe acceder a la opción de la Sede Electrónica que se indique en dicha comunicación.

No obstante, en el apartado “Trámites destacados” de la Sede Electrónica se encuentra la opción “Contestar requerimientos o presentar documentación relacionada con un documento recibido de la AEAT” desde donde podrás acceder mediante: Certificado digital, DNI electrónico o Sistema Clave.

Además del Código Seguro de Verificación (CSV) de la notificación a la opción requerida y el Documento Nacional de Identidad (DNI) o Número de Identidad de Extranjero (NIE).

Podrás presentar la documentación que estimes pertinente en formato PDF o Word. Si lo prefieres, pedir cita con la AEAT para aportar la documentación y hablar con un técnico de Hacienda. También es posible enviar todo mediante correo ordinario.

A la hora de aportar documentación no es necesario excederte y enviar todo lo que encontremos en el ordenador. Piensa lo que te piden, y lo que puede ayudarte a esclarecer la duda de Hacienda. No nos referimos a que ocultéis información, pero quizá una factura de hace 10 años no es lo que nos están solicitando.

Una vez enviada toda la documentación y/o alegaciones, debemos esperar a ver si la Agencia Tributaria una vez estudiado el caso, las acepta o no.

Si está conforme, habrá terminado el proceso y podemos continuar con nuestra actividad económica como hasta ahora.

Por el contrario, si no está conforme con la respuesta, nos enviará un nuevo requerimiento con un expediente sancionador, abriendo así un nuevo plazo de alegaciones. Aunque esta vez, debemos abonar la cantidad que nos exijan. Si posteriormente nos dan la razón nos devolverán el dinero abonado.

En el supuesto de que nos vuelvan a desestimar las alegaciones, nos llegará un comunicado de sanción. Ante esta situación podemos poner un recurso de reposición en Hacienda.

El recurso de reposición ante Hacienda

El recurso de reposición es la forma que tenemos los usuarios de recurrir las decisiones de la Agencia Tributaria y de la administración pública en general. Se puede usar para el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), la Seguridad Social, …

Con este recurso, le dices a Hacienda que está equivocada de forma oficial, se presenta cuando no estamos de acuerdo con alguna de las decisiones de la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria).

Antes de tomar la decisión de comenzar este proceso debes saber, que si quieres presentar un recurso contencioso administrativo posteriormente no podrás hasta que no re resuelva el recurso de reposición.

Dispones de un mes desde que hacienda te notifique que no acepta tus alegaciones. El plazo de resolución será igualmente de un mes, dejando después abierta la vía contencioso-administrativa.

Reclamación contencioso administrativa

El recurso contencioso administrativo tiene lugar cuando el ciudadano reclama judicialmente a la Administración Pública, en este caso Hacienda. Suele ser el siguiente paso al recurso de disposición.

Llegados a este punto os aconsejamos poneros en contacto con nosotros para ver el caso en concreto evitando problemas, desestimaciones por fallos en la forma o cualquier otro inconveniente.

Si no conseguís poneros de acuerdo la Agencia Tributaria y tú, el proceso se puede alargar mucho. Por ello, no te compliques y acude a un profesional para que estudie y valore tu caso personalmente. Estaremos encantados de ayudarte.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *