CONTABILIDAD PARA PRINCIPIANTES

CONTABILIDAD PARA PRINCIPIANTES

En nuestro día a día oímos hablar sobre contabilidad muchas veces. Nos recuerdan lo importante que es cuadrar las diferentes partidas, que no haya desajustes al cierre del ejercicio contable… y así un sinfín de cosas que la mayoría de las veces no entendemos.

Pues bien, en este post os vamos a hablar de la contabilidad empresarial y mostraros unas nociones básicas, para que sepáis de que os hablan. Y ya sabéis si tenéis dudas estaremos encantados de ayudaros.

¿Qué es la contabilidad?

Lo primero de todo, es saber qué es la contabilidad. Para una vez tener esto claro poder profundizar en otros términos un poco más a fondo.

La contabilidad es la parte de la economía que se centra en la obtención y el estudio de la información de carácter financiero tanto interna como externa que condiciona a la empresa. Esto va a permitir a la dirección tomar decisiones que se adecuen mejor a la realidad de la empresa y del entorno que la rodea.

¿Existe regulación contable específica?

La respuesta es Si. Si existe una regulación, bastante exhaustiva además que se encarga de regir todas las normas que deben aplicarse en las empresas.

Con esta regulación se persigue que la información que proporcionan las empresas sea la correcta. Ya que muchas decisiones que tomamos como clientes, proveedores o incluso inversores se verán afectadas por los estados contables de la empresa.

Por un lado, tenemos las NIIF, que es el acrónimo de Normas Internacionales de Información Financiera. Estas normas se deben aplicar en empresas que coticen en bolsa de manera obligatoria.

Para las empresas no cotizadas, está el Plan General Contable (PGC) que es el documento basado en las NIIF pero mucho más sencillo y menos exigente. En este documento que fija las normas y métodos a seguir en el registro de la actividad económica. En él podemos encontrar desde los principios contables, los criterios de reconocimiento de los elementos de las cuentas, o los registros de valoración entre otra mucha información.

Os recordamos además que las medianas y grandes empresas están obligadas a pasar una auditoría externa que certifique que se están siguiendo todas las normas de forma correcta.

Principios contables

Los principios contables son las normas esenciales sobre las que se asienta el PGC aplicable a las empresas.

  • Empresa en funcionamiento: se entiende que la empresa seguirá con su actividad económica en el ejercicio económico posterior.
  • Devengo: se registrarán en el momento que ocurran todas las transacciones o hechos económicos con independencia del momento del cobro o pago.
  • Uniformidad: una vez adoptado un criterio contable se deberá continuar con el mismo. Debiendo informar en la memoria del periodo correspondiente si se hubiera realizado alguna modificación.
  • Prudencia: aunque siempre se deba reflejar la imagen fiel de la empresa, a la hora de estimar o valorar un hecho económico se debe hacer con prudencia. Al cierre de ejercicio, solo se contabilizarán los beneficios obtenidos hasta el momento, pero los gastos se tendrán en cuenta en su totalidad.
  • No compensación: las partidas de activo y de pasivo, así como de ingresos y gastos deberán valorarse por separado, no pudiendo compensarse salvo que existiera una norma que indicara lo contrario.
  • Importancia relativa: las partidas o importes económicos cuya importancia relativa sea escasa podrán aparecer de forma agrupada con otros de naturaleza similar siempre y cuando no se altere la imagen fiel de la empresa.

Los elementos que forman las cuentas anuales

Activos

Son el conjunto de bienes, derechos y otros recursos que posee la empresa de los que se espera que tenga un beneficio económico en el futuro. Existen varios tipos de activos que se clasifican en el balance según su disponibilidad.

Pasivos

El pasivo por su parte engloba el conjunto de deudas y obligaciones a las que tendrá que hacer frente la empresa en el futuro. Al igual que el activo, existen dos grandes grupos de pasivos. Por un lado, estarían las partidas de pasivo o exigible a corto plazo y por otro el pasivo a largo plazo.

Patrimonio neto

El Patrimonio neto o neto patrimonial es el valor de la empresa una vez descontadas todas sus deudas. Es decir, el patrimonio neto es igual al total del activo, menos el total del pasivo. Por ello, totas las cuentas que se engloban en este epígrafe se denominan “cuentas diferenciales”.

Ingresos

Un ingreso es un incremento en el patrimonio neto de la empresa. Puede darse por el aumento del valor de los activos o por la disminución del valor de los pasivos. Otra posibilidad sería, que el patrimonio neto aumentara por una aportación de los socios.

Gastos

Al contrario de los ingresos, se trata de un decremento del neto patrimonial, bien por el aumento del pasivo, bien por la disminución de activos. O en último caso como ocurría en la partida anterior por un reparto de capital a socios o propietarios.

 

Después de esto, esperamos que tengáis una idea un poco más clara de por qué la contabilidad es importante tanto para las personas externas a la empresa como para la propia empresa. Si os ha sido útil hacérnoslo saber y os contaremos mas cosas de la contabilidad.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *