Medidas complementarias para paliar los efectos del COVID-19. II Parte

Medidas complementarias para paliar los efectos del COVID-19. II Parte

La semana anterior comenzamos con un post sobre las Medidas complementarias para paliar los efectos del COVID-19 y en esta semana queremos terminar de comentaros dichas medidas.

Os recordamos que hemos comentado ya las medidas en el ámbito agrario, científico y económico, dividiéndose este último en tres apartados: sector de las telecomunicaciones, actividad productiva y sector financiero (moratoria hipotecaria y moratoria no hipotecaria)

Medidas complementarias para paliar los efectos del COVID-19. II Parte

Medidas en el ámbito de empleo y Seguridad Social

Estas medidas se llevan a cabo mediante ajustes técnicos realizados en las medidas urgentes adoptadas en materia de Seguridad Social para mitigar el impacto del COVID-19, a la luz de los problemas de interpretación que se están identificando en su aplicación. Estos ajustes son necesarios y urgentes, teniendo en cuenta la inseguridad jurídica y los problemas derivados que la redacción actual está generando en los interesados.

Clarificación de las medidas

Por una parte, se clarifican los aspectos presupuestarios de la prestación extraordinaria por cese de actividad.

Por otra parte, se aclara el régimen aplicable a las exoneraciones, señalando que no es posible aplicar exoneraciones en las cotizaciones de empresas sometidas a ERTEs vinculados al COVID-19 sin cumplir el requisito de suministrar por medios electrónicos los datos relativos a inscripción de empresas, afiliación, altas, bajas y variaciones de datos, así como los referidos a la cotización y recaudación.

Modificación de las medidas

En cuanto a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social se someten al mismo régimen que las entidades de derecho público en lo relativo a la formulación y rendición de cuentas anuales del ejercicio anterior, es decir del ejercicio del año 2019.

Además, la falta de referencia en varios artículos al Instituto Social de la Marina está generando inseguridad jurídica en los interesados. Por ello, se procede a añadir en el texto dos referencias al Instituto Social de la Marina para reflejar sus competencias.

También se incluye una regulación específica sobre el silencio administrativo en los procedimientos de garantía salarial.

Reconocimiento como accidente de trabajo

Asimismo, se dispone el reconocimiento como accidente de trabajo de las prestaciones de Seguridad Social que cause el personal que presta servicios en centros sanitarios o socio-sanitarios y que, en el ejercicio de su profesión, hayan contraído COVID-19 durante cualquiera de las fases de la pandemia, por haber estado expuesto a ese riesgo específico durante la prestación de servicios.

Medidas en el ámbito tributario

En materia tributaria, se amplía a cuatro meses el plazo de no devengo de intereses de demora para los aplazamientos del ingreso de la deuda tributaria correspondiente a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones, y por otra parte con la deuda aduanera y tributaria correspondiente a las declaraciones aduaneras presentadas cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde la fecha de entrada en vigor del presente real decreto-ley y hasta el día 30 de septiembre de 2020 (la fecha anterior era el 30 de mayo), siempre que las solicitudes presentadas reúnan los requisitos.

Además, se estableció una regulación extraordinaria de plazos de formulación, verificación y aprobación de las cuentas anuales de las personas jurídicas de derecho privado relativo a las sociedades anónimas cotizadas.

Presentación de impuestos

Dicha situación afecta a la obligación de presentar la declaración del Impuesto sobre Sociedades, por cuanto la determinación de su base imponible en el método de estimación directa se efectúa sobre la base de su resultado contable.

Por ello, se faculta a los contribuyentes del Impuesto que no hayan podido aprobar sus cuentas anuales con anterioridad a la finalización del plazo de declaración del Impuesto para que presenten la declaración con las cuentas anuales disponibles a ese momento.

Posteriormente, cuando las cuentas sean aprobadas y se conozca de forma definitiva el resultado contable se presentará una segunda declaración. Si de ella resultase una cantidad a ingresar superior o una cantidad a devolver inferior a la derivada de la primera declaración, la segunda autoliquidación tendrá la consideración de complementaria.

En el resto de los casos, esta segunda autoliquidación tendrá el carácter de rectificación de la primera, produciendo efectos por su mera presentación, sin necesidad de resolución de la Administración tributaria sobre la procedencia de esta.

Plazos para la formulación de las cuentas anuales

Para concluir, con el fin de ir avanzando en la reactivación de la actividad económica, social, administrativa y judicial, y dotar de seguridad jurídica al sistema se establece que el plazo de tres meses para formular las cuentas anuales y demás documentos legalmente obligatorios comenzará a contarse desde el 1 de junio y no desde la finalización del estado de alarma, ya que de lo contrario el plazo podría variar dependiendo de la Comunidad Autónoma, en cuyo territorio tenga su domicilio la sociedad.

Esperamos que os hayan servido de ayuda para clarificar esta normativa. Si tenéis cualquier duda, hacérnosla llegar.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *