Los estados de alarma, excepción y sitio (2ª parte)

Los estados de alarma, excepción y sitio (2ª parte)

El estado de excepción

Según el artículo 116.3 de la Constitución Española, cuando cualquier aspecto del orden público, resulte tan gravemente alterado que el ejercicio de las potestades ordinarias fuera insuficiente para restablecerlo y mantenerlo, podrá solicitar al Congreso autorización para declarar el estado de excepción.

El Gobierno podrá adoptar además de las medidas propias del estado de excepción, las previstas para el estado de alarma.

Solicitud al Congreso de los Diputados

El Gobierno remitirá al Congreso una solicitud de autorización en la que deberá exponer:

  1. Los derechos cuya suspensión se solicita.
  2. Relación de las medidas a adoptar.
  3. Ámbito territorial del estado de excepción, así como duración del mismo, que no podrá exceder de 30 días.
  4. La cuantía máxima de las sanciones económicas para imponer a quienes incumplan las medidas.

Aprobación en el Congreso de los Diputados

El Congreso debatirá dicha solicitud, pudiendo aprobarla o introducir modificaciones en la misma. Tras la aprobación el Gobierno decretará el estado de excepción acordando en un Consejo de Ministros un decreto con el contenido autorizado por el Congreso.

Durante el estado de excepción, el Gobierno deberá pedir autorización al Congreso para la adopción o modificación de cualquier medida distinta a las acordadas inicialmente. También lo hará en el caso de prórroga.

Suspensión de artículos constitucionales en estado de excepción

Artículo 18

La autoridad podrá realizar inspecciones y registros domiciliarios para el ordenamiento público. También se podrán intervenir las comunicaciones, incluidas las postales, telegráficas y telefónicas

El reconocimiento de la vivienda, papeles y efectos podrá ser presenciado por el titular, el encargado de la vivienda, o por miembros de la familia mayores de edad y en todo caso, por dos vecinos. Si no hubiera nadie, se hará únicamente con la presencia de dos vecinos que será obligatoria y coercitivamente exigible.

Artículo 19

La autoridad podrá prohibir la circulación de personas y vehículos en las horas y lugares que se determine, delimitar zonas de protección o seguridad. Además, se podrá exigir a personas que comuniquen con 2 días de antelación los desplazamientos fuera del lugar de residencia habitual

Artículo 20

Se podrá suspender todo tipo de publicaciones, emisiones de radio y televisión, proyecciones, cinematográficas y representaciones teatrales

Artículo 21

Las reuniones orgánicas que los partidos políticos, los sindicatos y las asociaciones empresariales realicen en cumplimiento de sus fines, no podrán ser prohibidas, disueltas ni sometidas a autorización previa. El resto de las reuniones y manifestaciones, sí.

Artículos 28 y 37

La Autoridad podrá prohibir las huelgas y la adopción de medidas de conflicto colectivo.

Otras medidas que podrán tomarse

Detenciones

Se podrá detener a cualquier persona si existen sospechas fundada de que vaya a provocar alteraciones del orden público. Esta detención no podrá ser superior a 10 días, y se comunicará al juez antes de 24 horas.

Extranjeros

Los extranjeros que se encuentren en España estarán obligados a cumplir las normas que se dicten sobre renovación o control de permisos de residencia y demás formalidades. Pudiendo ser expulsados quienes las incumplan, salvo casos de delito, que serán juzgados. Los apátridas y refugiados se someterán al mismo régimen que los españoles.

Armas

La autoridad gubernativa podrá proceder a la incautación de toda clase de armas, municiones o sustancias explosivas.

Transportes

Se podrá intervenir y controlar toda clase de transportes y las cargas.

Industrias y negocios

En casos justificados se podrá intervenir industrias o comercios o suspender de manera temporal las actividades de los mismos. Asimismo, se podrá ordenar el cierre provisional de salas de espectáculos, establecimientos de bebidas y locales de similares

Vigilancia

Se establecerán medidas de vigilancia y protección de edificios, instalaciones, obras, …

El estado de sitio

Según lo dispuesto en el artículo 116.3 de la Constitución Española cuando se produzca o amenace producirse una insurrección o acto de fuerza contra la soberanía o independencia de España, su integridad territorial o el ordenamiento constitucional, que no pueda resolverse por otros medios, el Gobierno, podrá proponer al Congreso la declaración de estado de sitio. En dicha declaración se determinará el ámbito territorial, duración y condiciones del estado de sitio.

Medidas propias del estado de sitio

En la declaración de estado de sitio se podrá autorizar, además de lo previsto para los estados de alarma y excepción se toman antas medidas como son:

  • El Gobierno asumirá todas las facultades, designando a la autoridad militar que bajo su dirección ejecute las medidas que proceda.
  • La Autoridad militar publicará y difundirá los bandos con las medidas y prevenciones necesarias de acuerdo con situación y las leyes.
  • El Congreso podrá determinar los delitos que durante la vigencia del estado de sitio quedan sometidos a la Jurisdicción Militar.
  • Las Autoridades civiles podrán continuar en el ejercicio de las facultades que no hayan sido conferidas, dando información a la autoridad militar que se les solicite y cuantas noticias referentes al orden público lleguen a su conocimiento.
  • La suspensión temporal de las garantías jurídicas del detenido.